Visitas


Contador web

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Formación de la Península Ibérica




La Península Ibérica, al igual que el resto del relieve terrestre, ha ido evolucionando y cambiando. Aún hoy continúa haciéndolo.
A continuación realizaremos un breve paseo por la historia geológica de la península que nos sevirá para completar lo que hemos visto en clase (geografía de 3º de ESO).
Para empezar, tenemos que decir que para la geología la historia de la Tierra se divide en varias etapas o eras: ARCAICA, PRIMARIA, SECUNDARIA, TERCIARIA Y CUATERNARIA.



En la Era Primaria (Paleozoico) se produjeron movimientos tectónicos y orogénicos llamados en conjunto
movimiento orogénico herciniano o paleozoico, que fue de gran intensidad. Tras este los territorios occidentales de la Península adquirieron una fisonomía semejante a la actual. Por el norte, este y sur se extendía el mar de Tetis. En esta superficie (territorios occidentales de la Península), conocida como zócalo paleozoico, predominan actualmente los materiales silíceos, como el granito y el cuarzo. El conjunto forma la llamada España silícea.
La Era Secundaria (Mesozoico) fue de calma orogénica, caracterizado por la erosión de lo ya existente, también se da la sedimentación ya que se van acumulando materiales en las diferentes fosas marinas.

En la Era Terciaria (Cenozoico) se produce la orogenia alpina, con fuertes presiones sobre los materiales emergidos y sumergidos. Estos empujes van a plegar los materiales más modernos que son de naturaleza blanda (sedimentos acumulados en los fondos marinos) y los materiales más antiguos van a romperse (antiguas cordilleras aparecidas en la era primaria). Ahora surgen los Pirineos, la Cordillera Bética, el Sistema Ibérico, se fractura la Meseta, aparecen las islas Baleares... También se formaron las prefosas alpinas que son depresiones que anteceden a las cordilleras y se van a ir rellenando de materiales.
En el Cuaternario
se producen épocas muy frías, glaciarismo, que provocan cambios en el paisaje. También aparecen fenómenos volcánicos en áreas fragmentadas o fallas como Olot y La Mancha. Además los ríos toman la configuración actual y comienza su erosión.
(Texto basado en el original de la wikipedia)